Por qué es importante contar con tu propia página web

“No me hace falta renovar mi página web lo hago todo en Instagram” “Para que voy a hacer email marketing si ya trabajo con Whatsapp” “Un portal de cliente para automatizar los pedidos no me parece imprescindible, con Whastapp es un poco locura pero me arreglo” “Citas automáticas con Hubspot no necesito, tengo Whastapp” “Un boot de atención al cliente en mi web no me parece importante tengo Whatsapp” ¿Te suena algún entrecomillado?

La semana pasada en muchas empresas cundió el pánico por la caída de Facebook, Instagram y Whatsapp. Para muchas pequeñas empresas y autónomos estas redes sociales y servicio de mensajería son la base de su negocio digital.

Esas redes son sus únicos espacios para mostrar sus productos y servicios, sus únicas herramientas de marketing incluso los únicos lugares en los que se comunican con sus seguidores y clientes.  Sin embargo esos espacios no son de la propiedad de las empresas que los utilizan simplemente Facebook, Instagram y Whatsapp permiten que los utilicemos.

¿Te imaginas lo que supone para una empresa que recibe los pedidos diarios por Whastapp la caída de este servicio de mensajería? O para el comercio o pequeña marca cuyo escaparate es únicamente Instagram o para  la empresa cuyo servicio de mensajería de su web es Whatsapp o para ese negocio cuya forma de coger citas para trabajar al día siguiente es también únicamente Whatsapp o Instagram.

En algunos casos fue un caos, en otros una parálisis de 6 horas con la que no contaban y que les ha ocasionado perdidas económicas importantes.

Página web ¿por qué es tan importante para tu negocio?

Como ya hemos comentado en múltiples ocasiones, las redes sociales son empresas privadas que ni controlas, ni están sujetas a tus necesidades. Más bien es al contrario, los usuarios y las empresas somos la base de su negocio. Debemos cumplir con sus normas de uso, dependemos de sus algoritmos de visibilidad y estamos vendidos ante los problemas que puedan sufrir, como ocurrió la semana pasada.

Desde luego que son espacios muy interesantes en los que deben estar nuestras empresas porque nos ayudan a atraer clientes hacia nuestras empresas: nuestra página web,  pero de ningún modo deben ser la base de ningún negocio. La página web es nuestro negocio, las redes sociales son las calles que llevan a los clientes hacia nuestros negocios.

Quizás lo positivo de la caída de estas populares redes sociales y servicio de mensajería es que está haciendo ver a autónomos y pequeñas empresas que no pueden depender única y exclusivamente de estas redes sociales para desarrollar su negocio digital. Como popularmente se dice, “no puedes poner todos los huevos en la misma cesta” pero es que además en este caso, esa cesta ni siquiera es tuya.

Confiar en una plataforma de terceros como recurso principal de marketing y ventas de una empresa o incluso como el propio negocio, desde luego no es la mejor idea.

Disponer de una web con un dominio propio, disponer de una forma directa de contactar con aquellas personas interesadas en nuestros productos/servicios.  Son recursos imprescindibles al alcance de cualquier autónomo, empresa o emprendedor. Ya hablamos del coste de no hacer nada.

No hace falta que cuentes con un gran desarrollo puedes disponer de un producto mínimo viable que crezca a la par de tu negocio.  Lo importante es que si vuelve a ocurrir algo similar, ya sea que se caigan Facebook e Instagram o, incluso, que dejen de existir porque otras redes se popularicen más o funcionen mejor con tu público objetivo, que puedas tener la seguridad de que tu negocio no va a  desaparecer con ellas porque tu negocio es tu página web y lo controlas tu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *