Redes sociales: los ojos y oídos de pymes y autónomos

Las redes sociales son sin duda los ojos y oídos de pymes y autónomos así como un canal de comunicación bidireccional muy importante para los negocios. Sin embargo eso no significa que tu empresa deba tener un perfil y una presencia activa en todas ellas porque para una empresa estar de forma correcta en redes sociales implica destinar recursos.

Redes sociales hay muchas y como en cualquier inversión antes de lanzarse a lo loco deberíamos definir un objetivo y realizar una estrategia para alcanzarlo.

Tratando de simplificar al máximo este artículo nos detenemos en 4 conceptos importantes que pymes y autónomos suelen obviar:

  1. Las redes sociales son empresas privadas que ponen a nuestra disposición sus plataformas de forma gratuita  y como contrapartida ponen sus normas y ofrecen servicios de pago como la publicidad, por ejemplo.
  2. El tiempo es un recurso muy importante tanto si eres un autónomo/a que debe realizar las diferentes actividades de tu empresa: producción, comercialización, marketing, finanzas. Como si eres una pyme con un perfil laboral que destina parte de su jornada laboral a las redes sociales. En ambos casos debemos tratar de que las redes sociales trabajen para la empresa y no sea la empresa la que trabaje para las redes sociales.
  3. En redes sociales están tus clientes potenciales. Si no estás disponible para ellos en redes sociales, si no tienes tiempo para redes, ni te gustan, ni las entiendes etc. no estás disponible para tus clientes potenciales y entenderás (sobre todo si eres autónoma/o y no puedes delegar este trabajo) que esta no es una opción.
  4. Definir unos objetivos así como las tareas que realizarás para alcanzar dichos objetivos, es decir generar una estrategia en redes sociales es clave para que estas “funcionen”.

“Redes sociales que funcionen” ¿Cómo saber si tus redes sociales funcionan?

Si las redes sociales de tu empresa contribuyen a tener una buena reputación online, potencian la imagen de tu negocio  y además logras atraer personas a tu negocio para convertirlos finalmente en clientes. Si estas variables se dan, más allá de cifras, tus redes sociales están funcionando.

Si no es así sigue leyendo, vamos a contarte lo que hacen las empresas que consiguen que sus redes sociales funcionen:

  1. Definen en qué redes sociales deben tener presencia activa: ¿Dónde están mayoritariamente mis clientes potenciales? ¿Qué recursos puedo destinar a estas redes sociales?  Y en función de esto seleccionan las redes sociales en las que tendrán presencia activa.
  2. A aquellas redes sociales a las que no se van a destinar recursos (recuerda que el tiempo es un recurso) porque se define que no está el grueso de clientes, o no encajan con el tipo de empresa, o no hay tiempo para diseñar una estrategia adecuada etc. simplemente se crea un perfil como carta de presentación con una definición e imagen excelente y se trata de enviar al usuario hacia la web u otra red en la que si se tiene presencia activa.
  3. En aquellas redes sociales en las que la empresa va a tener un perfil activo se genera una estrategia. No se publica por impulso o a lo loco. Se deben definir los objetivos que esa red social debe cumplir para la empresa. Los objetivos se definen a corto, medio y largo plazo y resultan una excelente herramienta de medición.
  4. Dentro de esta estrategia se realiza la definición de los contenidos, así como los colores, la filosofía… es decir, todo aquello que nos define y diferencia como empresa. Todo aquello susceptible de atraer a nuestros potenciales clientes.

Estrategia y Objetivos son dos palabras que en general asustan al autónomo o incluso a algunas pymes. Sin embargo son una forma de trabajar que logran una presencia productiva en redes sociales y evitan andar dando tumbos y sobre todo perder el tiempo.

Un objetivo puede ser: “conseguir en el mes de abril 10 seguidores” o “generar 5 visitas hacia la web en abril” o “convertir 2 seguidores en clientes en abril” Es decir, un objetivo más o menos ambicioso (en función de la situación de partida) y sencillo de medir en un tiempo determinado.

Para lograr los objetivos realizamos tareas que hemos definido en nuestra estrategia de contenidos. Importante destacar que en esta estrategia no olvidaremos definir el tiempo tanto para la creación de contenidos, como para interactuar.

Es importantísimo destacar que las redes sociales son un elemento de comunicación bidireccional, no un púlpito en el que la empresa habla y la audiencia escucha.

Hay que reservar tiempo para interactuar con aquellos perfiles que sean interesantes para nuestros negocios. Además de porque este es el funcionamiento de las redes sociales, porque esta escucha activa por parte de las empresas tiene un valor muy importante que se puede canalizar a la hora de trabajar en la estrategia customer centric de la empresa, para solventar incidentes de reputación de marca y un largo etc.

¿Y si no me veo capaz de definir una estrategia de redes sociales?

Si este es un aspecto de tu negocio para el que en estos momentos no te sientes capacitada/o puedes:

  • Dedicar tiempo a formarte. Fotografía, comunicación, generación de estrategia, normas, trucos y teoría de la red social que te interese, todo ello forma parte de los contenidos de los cursos formación sobre redes. Aunque como las redes sociales son algo vivo, este será un aprendizaje continuo. Sin embargo una vez te inicies mantenerte al día no será difícil.
  • Contratar a una empresa que te genere una estrategia en redes sociales de manera que bajo una dirección clara podáis llevar internamente las redes sociales dentro de la empresa. En base a nuestra experiencia esta forma de trabajar resulta un aprendizaje muy bueno para pymes y autónomos que tras esta “tutorización” son capaces de caminar solos en poco tiempo.
  • Subcontratar la comunicación en redes sociales a una empresa especializada. Si optas por esta opción la empresa que contrates debe convertirse en un departamento más de tu negocio, debe conocer bien el ADN de tu negocio. Debe presentarse la estrategia que va a desarrollar, así como los objetivos que intentará lograr para ti definidos en el tiempo. De este modo al cabo del tiempo será más sencillo para ambas partes analizar el trabajo desarrollado.

Elegir una opción u otra o la combinación de varias dependerá de las características de tu negocio. Consúltanos si necesitas más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *