Productividad laboral

La productividad laboral de la isla depende de que logremos tener un entramado empresarial dinámico, sólido, que apueste por la tecnología, la innovación, que crezca y sea global. La creencia de que la productividad en realidad no es tan importante es una de las mayores equivocaciones instauradas en las empresas. A nuestro alrededor son pocas las empresas que por ejemplo son capaces de analizar con datos objetivos el rendimiento de sus trabajadores más allá de las horas que están presentes entre el fichaje de entrada y salida. Sin embargo aumentar la productividad de cada trabajador, de cada puesto de trabajo es fundamental y prioritario ya que es la forma de crear riqueza.

Como empresas debemos dejar de posponer la necesaria transformación digital que necesitamos: el análisis y la incorporación de cambios en personas + procesos +tecnología porque nos estamos torpedeando el futuro. Estrangular a nuestros recursos humanos bajo jornadas interminables, en labores que no aportan el valor que deberían, porque no se ve la urgencia en trabajar de otro modo es ciertamente preocupante.

El día a día no puede estar constantemente hipotecando el futuro de las Pymes, microPymes y autónomos. Debemos adoptar una cultura empresarial que termine con esta forma de trabajar porque la productividad es nuestro mecanismo de generar riqueza. No es posible que tu única forma de medir el rendimiento laboral sea el presentismo y que no veamos que tener una fuerza laboral cada vez más pobre por la incapacidad de abordar esta cuestión prioritaria, nos va a suponer (y ya está suponiendo en muchos casos) problemas graves con los recursos humanos.

Como trabajadores debemos comprender que si queremos que nuestro nivel de renta aumente debemos mejorar nuestra productividad y eso lejos de suponer más horas laborales ,pasa por trabajar de un modo más estructurado y organizado donde la tecnología nos facilita el desarrollo de nuestra actividad laboral automatizando tareas y guiándonos por la senda más adecuada según nuestro puesto de trabajo.

Hay que dejarse ya de resistencias, y de excusas, porque el compromiso de formarse, de integrar los nuevos procesos de trabajo, de adoptar la tecnología aunque al inicio suponga un esfuerzo, a corto plazo redundará en mayor satisfacción en el desarrollo de tu trabajo y a medio plazo en mayores ratios de productividad, vas a lograr hacer más en menos tiempo. Recordando que productividad y salarios van de la mano.

Productividad laboral

Necesitamos empresas que sean capaces de crear productos y servicios diferenciales, invertir en tecnologías, en personas y en crear procesos de trabajo eficaces. El esfuerzo: formación de recursos humanos, análisis, modificaciones e instauración de nuevos procesos, adopción de tecnología adecuada, inversión y disciplina para mantener esta cultura empresarial.

Ser una empresa más productiva no pasa por presionar un botón o por decirle a tu equipo “debemos ser más productivos” y ya está. Hay trabajo por delante, pero te aseguramos que es un trabajo fundamental y desde AKAMMEDIA te acompañamos y guiamos paso a paso.  Nuestro equipo se vuelca con cada una de las empresas en esta transformación en aras de lograr una mayor productividad laboral.

En estos momentos las empresas tenemos todo para mejorar. Aprovechemos este momento en el que la inversión en tecnología te viene dada en forma de ayudas públicas (europeas y regionales) y no te quedes ahí porque te harás un flaco favor.

[Inspirado en el artículo Economía en un cociente.]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.