Transformación digital: el cambio se nos puede llevar por delante - AKAMMEDIA
15706
post-template-default,single,single-post,postid-15706,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El cambio se nos puede llevar por delante

Hablamos de transformación digital y nos encontramos aferrados al término crisis y embarcados en innumerables debates sobre cuando llegará a su fin, no nos estamos percatando en general que esta es producto de un entorno mucho mayor, una nueva revolución en parte similar a aquella industrial que hace décadas sacudió los cimientos sociales para crear una nueva era de producción y trabajo. Esta nueva revolución es digital y no solo se alimenta de profundos cambios en las formas en las que las empresas y los sectores tienen que empezar a trabajar para no sucumbir ante el cambio, sino que también se está produciendo un profundo cambio social-digital basado principalmente en la movilidad con la que tratamos los datos y la información.

Estos cambios, que muchos todavía no han visto, comprendido o asimilado nos están llevando inexorablemente hacia la nueva revolución digital y ante un profundo cambio de época. Todos los modelos empresariales, administrativos, de comunicación, de socialización, de venta…, todos están sufriendo cambios que afectan a empresas y organizaciones que no se encuentran preparadas para afrontarlos. Nuevas ideas, nuevas maneras de generar negocio surgen día tras día para poner patas arriba todo el entramado social, político y empresarial de nuestro país, de nuestra europa, de nuestro mundo.

En 2008 comenzó lo que nos han venido definiendo como una “crisis” y efectivamente lo es, pero enmarcada en un proceso mucho mayor y más preocupante ante su desconocimiento general. Los sistemas de producción y de transmisión del conocimiento han cambiado tanto en estos últimos años que a la sociedad en general le cuesta entenderlos a pesar de que son asimilados a velocidades cada vez más rápidas, en un proceso de crecimiento exponencial que va alimentándose a si mismo, cada nueva tecnología disruptiva provoca que otra mayor esté en ciernes, cada nuevo cambio sectorial basado en la comunicación digital, provoca que el siguiente llegue más rápido. Nuestro mundo avanza a una velocidad tal que corremos el peligro de quedarnos fuera abrazando viejas ideas y conceptos que tienen los días contados.

En otras épocas, como en la citada revolución industrial ha habido cambios, pero nunca en la historia de la humanidad se ha producido un cambio tanto en los sistemas de producción como en los de comunicación a gran escala. Hoy en día la comunicación esta en cualquier sitio y llega desde cualquier persona, todos tenemos voz y somos capaces de alzarla y difundir ideas, conocimiento, intereses y desarrollos de una forma nunca antes vista. En el camino están quedando muchos sectores que tradicionalmente han vivido de intermediarios y que hoy son totalmente prescindibles.

Inmersos en esta revolución tenemos dos problemas difíciles de afrontar, por una lado esta el desconocimiento, el miedo a lo novedoso, la excusa de lo complicado y la negación de la realidad, por otro lado nos encontramos en un momento en el que cuando solucionemos el primer problema, nos convenzamos, comprendamos, quitemos los miedos y afrontemos la realidad, muy probablemente estaremos en otro escalafón superior al que nos tendremos adaptar. Y este segundo es un problema bastante profundo ya que como decía antes, el aceleramiento de nuestros desarrollos tecnológicos y el cambio social digital, es exponencial, por lo tanto cada vez más rápido.

Hoy en día una empresa, una institución, una organización no puede permitirse perder el tren de esta revolución, la estrategia digital en todos sus ámbitos debe estar totalmente definida y la formación del personal en estos aspectos tiene que empezar a ser prioritaria de cara a poder seguir siendo competitivos. Para ello tenemos que empezar a comprender donde estamos y hacia donde nos movemos, empezar a dejar de agarrarnos a los procesos que hemos conocido durante toda nuestra vida y en los que nos sentimos cómodos porque los conocemos y los comprendemos y empezar a dar pasos firmes para adaptarnos a nuestra nueva realidad, una realidad que se llevará por delante a todo aquel que contra viento y marea quiera seguir agarrado con uñas y dientes a una época anterior.

En la sociedad estadounidense, por desgracia para nosotros algo más avanzada en estas lides que nosotros (y posiblemente en otras no), los debates no se centran en si el taxi desaparecerá, sobre el peligro de los coches sin conductor, sobre el camino que deben seguir los medios de comunicación y demás, sus debates son que Uber ya está aquí y con el llegarán otros muchos, que hay que legislar el coche sin conductor porque también está aquí y substituirá al humano nos guste o no porque será mucho más seguro y los medios de comunicación ya están cambiando para adaptarse a la nueva realidad, como el resto de la sociedad. Desgraciadamente en este proceso de cambio Europa está haciendo gala de sociedad antigua y reacia al cambio, pero el cambio es ya inexorable y corremos el peligro de que se nos lleve por delante. ¿No quieres abordar todavía tu transformación digital?

“El cambio se nos puede llevar por delante” es un artículo original de Carlos Urioste, CEO de AKAM MEDIA. Les recomiendo como bibliografía anexa el libro El futuro digital de Eric Schmidt y Jared Cohen.

Sin Comentarios

Escribir un comentario